¿Estás pensando en venir a Ibiza a pasar unos días de vacaciones?. Ibiza es conocida mundialmente, pero si nos visitas por primera vez, no te dejará indiferente, te sorprenderá. Para los primerizos, os dejamos nuestra una guía básica para tus días de vacaciones en la isla blanca.

Os aconsejamos alquilar un coche, ya sea para un día o para toda vuestra estancia. Si recorres la isla en coche, podrás acceder a todas esas calas escondidas a las que no llega el transporte público. Ibiza es una isla que invita a explorar, coge un mapa y recorre la isla de norte a sur y de este a oeste. Todas tienen encanto, las del este ofrecen preciosos amaneceres, las del norte son más salvajes, las del sur invitan a la fiesta y las del oeste ofrecen puestas de sol espectaculares. De camino o de regreso de la playa para en alguno de los pueblos que te encontrarás por el camino. De visita obligada, Santa Gertrudis, situado en el centro geográfico de la isla, además de ser muy pintoresco, el bar Can Costa prepara unos bocadillos que quitan el sentido.

Visita alguno de los mercadillos. Todos tienen magia y ofrecen cosas distintas. Los miércoles el Hippy Market de Punta Arabí.  Los sábados Las Dalias o su night Market que tiene lugar todos los lunes y martes. Sant Joan los domingos por la mañana o el Mercat de Sant Josep que se celebra cada sábado y en el que podrás participar en sus talleres de cultura, gastronomía y tradiciones ibicencas.

Pasa una tarde de compras por el centro de Ibiza, por su Marina, al pie de las murallas, un barrio que conserva la magia de antaño. Deja el coche en alguno de los parkings disuasorios que tiene la ciudad. Son gratuitos y no se encuentran lejos del centro. Enamórate de las puestas de sol en Sant Antoni. Más que famosos son el Café del Mar, el Kumharas o  El Hostal La Torre. Cena en Santa Eulària, en alguno de los restaurants de la Calle San Vicente, conocida como la calle de los restaurantes. Allí encontrarás una amplia selección de cocinas de todo el mundo. Después o antes de la cena, date un paseo por el pueblo y camina hasta el paseo. Santa Eulària sigue conservando la magia y la esencia de Ibiza.

Pero sobre todo déjate llevar, disfruta del sol y del mar, de lugares tranquilos y de otros más bulliciosos, Ibiza no te dejará indiferente. ¡Feliz verano!